Todo lo que tienes que saber sobre las brochas y las esponjas para tu maquillaje

Comments (0)

Todo lo que tienes que saber sobre las brochas y las esponjas para tu maquillaje

¿Cómo es la forma correcta de utilizar las brochas y las esponjas?¿Cada cuanto se lavan? ¿Se adhieren mejor que utilizando los dedos? ¡Hay muchas preguntas sobre este tema! Desde Missha resolveremos tus dudas más frecuentes¡Es hora de ponerse manos a las brochas y esponjas! 

Shock Omg GIF by Redneck Island

1. Ventajas de las brochas y esponjas

Es cierto que en el mundo del maquillaje no hay una forma que sea totalmente correcta de usar los productos. Lo más importante es lucir un maquillaje bonito y natural, y está comprobado que usar alguna de estas herramientas al momento de maquillarnos dan un buen resultado. 

Es cierto que en el mundo del maquillaje no hay una forma que sea totalmente correcta de usar los productos. Lo más importante es lucir un maquillaje bonito y natural, y está comprobado que usar alguna de estas herramientas al momento de maquillarnos dan un buen resultado. 

La idea de usar una brocha o una esponja es poder distribuir mejor el producto a todas las zonas de tu rostro. Hay determinados puntos como la línea de la mandíbula, alrededor de la nariz y la zona de los ojos que precisan de un perfilado mayor, en el cual las yemas de los dedos, más que ayudar, estorban.

  • Las esponjas se usan dando pequeños golpecitos. Además, sus esquinas en pico son muy útiles para las zonas en las que se almacenan maquillaje: aletas de la nariz, lagrimal, línea mandibular…Importante: No dejan marcas. Las esponjas de maquillaje consiguen, en líneas generales, mayor naturalidad y, a diferencia de lo que se puede pensar, no absorben producto.

  • Las brochas de maquillaje te permiten aplicar la base sin tocar la piel con los dedos, repartirla adecuadamente por todo el rostro y que el gesto sea muy rápido y agradable. Existen diferentes tipos de pinceles que se usan para extender la base de maquillaje. Con ellas lograrás tener muy buena cobertura y mucha uniformidad en tu maquillaje. 

2. ¿Cuál es la mejor forma para aplicar tu maquillaje?

¿Aplicar el maquillaje con brocha o con esponja? La eterna duda que nos persigue a la hora de ponernos en frente del espejo para maquillarnos. ¡Y lo cierto es que no existe una forma correcta y única de hacerlo! 


Si quieres un maquillaje con acabado más luminoso, hidratante y natural, utiliza la esponja.  El maquillaje quedará como una segunda piel, totalmente integrado aunque con una cobertura ligeramente menor que la conseguida por la brocha de maquillaje.

Si prefieres un maquillaje más perfecto, utiliza la brocha. La brocha nos hará disfrutar de una cobertura mayor, ya que no retiene tanto producto como la esponja. El maquillaje queda extendido por todo el rostro en una capa ligeramente más gruesa.

En cuanto a fórmulas, los productos en crema se utilizan mejor con las esponjas, ya que gracias a su textura podemos extenderlos y difuminar con mayor facilidad. Sin embargo, los productos en polvo como el bronceador, el colorete…suelen aplicarse más cómodamente con brocha. Todo depende del resultado que quieras conseguir. Ambas herramientas nos permiten acabados espectaculares y diferentes. 

También, puedes utilizar ambas en conjunto para conseguir la cobertura de una brocha y la integración de una esponja. Primero aplica el maquillaje con brocha y finaliza presionando ligeramente con la esponja. ¡Así de sencillo!

3.¿Cómo limpiar tus brochas y esponjas de maquillaje?

Un buen maquillaje depende en gran medida de las herramientas que utilizamos como las brochas y esponjas. Por ello, hay que darles un buen mantenimiento, aumentando así el éxito del arte de maquillar y la vida útil de estos accesorios.

Es importante saber que las brochas y esponjas acumulan las impurezas, grasas y suciedad de los productos, por lo que si no se limpian debidamente pueden causar algunas ocasiones afecciones en la piel como irritaciones, puntos negros o granitos. Por ello, se deben lavar al menos una vez al mes, utilizando jabón neutro o champú muy suave. 

BROCHAS Y PINCELES: Moja el pelo del pincel o brocha con agua y frota suavemente en forma circular sobre la palma de la mano. Luego, elimina el jabón sumergiendo la brocha o pincel nuevamente en agua, hasta eliminar los restos de aceite del paso anterior. Déjalas secar sobre una toalla.  

ESPONJAS: Moja la esponja y déjala un minuto en un recipiente con agua tibia, con un poco de jabón líquido y desmaquillador bifásico. Después de 1 minuto, sácala del agua y presiona varias veces con las yemas de los dedos para poder sacar la suciedad de la misma. 

Happy Toddlers And Tiaras GIF


Esperamos haber resuelto vuestras preguntas Cuéntanos, ¿sueles aplicar tu maquillaje con brocha o esponja?

 

Leave a Reply

All fields are required